INFORMACIÓN EXCLUSIVA PARA LOS PROFESIONALES DE LA SALUD


Homenaje al Sr. Dr. Francisco Durazo Quiroz (expresidente y miembro honorario)
Homage to Sr. Dr. Francisco Durazo Quiroz (expresident and honorary member)

Reproducción | 1 de Septiembre de 2014

Descarga el artículo
Descargar PDF

Reproducción 2014;7:16-21.


Dr. en C. M. Efraín Vázquez-Benítez

Miembro honorario de la Asociación Mexicana de Medicina de la Reproducción.

Corrrespondencia:
Dr. Efrain Vázquez Benítez 
vazquez_efrain@hotmail.com
 
Este artículo debe citarse como:
Vázquez-Benítez E. Homenaje al Sr. Dr. Francisco Durazo Quiroz (expresidente y miembro honorario)Reproducción (México) 2014;7:16-21.

Resumen

15 de mayo de 2014  

Maestro Dr. Francisco Durazo Quiroz
Distinguidos miembros de la familia Durazo
Honorables miembros de la Mesa de Honor que preside el Dr. Alfonso Orta García
Compañeros médicos asociados
Señoras y Señores

Hacer un reconocimiento de los méritos y logros, así como de la productividad intelectual y contribución a su progreso de uno de sus miembros más distinguidos, es obligación mínima de cualquier agrupación profesional como la nuestra.

Referirme a uno de los maestros mejor recordados y que mucho influyeron en mi formación profesional y humana es un inapreciable honor para quien guarda gratas memorias de hace 60 años como alumno de la Escuela Nacional de Medicina en el Hospital General de México.

Es ineludible obligación para quien la conoce, poner a consideración de los afiliados a nuestra asociación, sobre todo de los más jóvenes para que lo tomen como ejemplo, la vida encomiable de uno de sus más preclaros y paradigmáticos miembros, a quien hemos tenido la fortuna de contar entre nuestros Maestros por una prolongada vida académica a un personaje tal como el Maestro Francisco Durazo Quiroz, felizmente aquí presente.

Todas las razones mencionadas me llevaron a aceptar con gratitud el honroso encargo que me hiciera la Mesa Directiva que dignamente preside el Dr. Alfonso Orta García de glosar la trayectoria del Maestro Durazo. En el aspecto objetivo, tuve la fortuna de contar con la invaluable y generosa ayuda de su hija, la Sra. Lic. Gabriela Durazo Villanueva, a quien aquí manifiesto mi mayor reconocimiento.

Conocí al Maestro Durazo en el Hospital General en 1951 como profesor adjunto de la cátedra de Infectología a cargo del prematuramente desaparecido Dr. Armando Treviño. Era un hombre delgado, alto, de aspecto jovial, siempre con la sonrisa en la cara que traducía su rápidamente apreciable bonhomía, parco y preciso en la expresión, ordenado en su exposición y siempre dispuesto a ampliar los conocimientos o responder respetuosamente a las preguntas de sus alumnos. Se encargaba de impartir la parte de laboratorio que complementaba la nosología infectológica, sin abusar de tecnicismos y siempre estableciendo los indispensables nexos con la clínica. Desde entonces he tenido la inmensa satisfacción de contar con su generosa e inmerecida amistad que mucho me ha beneficiado, tanto aquí en la Asociación como en el Hospital Español, donde trabajó como Jefe del Laboratorio Clínico cuando yo tenía a mi cargo el Laboratorio de Endocrinología. Me recibió la transferencia del Laboratorio de Endocrinología que yo había jefaturado por casi 30 años, pues los métodos biológicos habían sido sustituidos, tras la época de los radioinmunoanálisis, por los aún usados hoy en día basados en la tecnología ELISA, que ofrecen mayor sensibilidad, precisión y reproducibilidad.

Para leer el artículo completo, por favor descargue el archivo PDF.